9 de noviembre de 2007

Secundario

Conozco bien el ambiente de la educación y sé de las quejas de los profesores con respecto a los alumnos. Los chicos del secundario no tienen ganas de estudiar, no quieren, no les importa si les va mal, si repiten, nada… Pero los profesores no hacen mucho.

Al ser docente sé lo que se siente estar al frente de una clase y también sé cómo “trabajan” los profesores. No es que quisiera justificar a los “educandos” pero la verdad, muchos profesores hacen mal en ejercer la profesión cuando no tienen ganas ni motivación.

En consecuencia, van a dar la clase porque saben que a fin de mes cobran. Nada más. Bueno, ir a dar la clase es un decir. La mayoría no prepara nada…

El estar al frente de una clase te da cierto poder y por más que tus alumnos sean unos caraduras, te miran, te escuchan y te estudian.

Si te querés hacer “el amigo”, o sea, caerles simpático, perdiste: se van a reír a tus espaldas de vos, de lo que digas, de lo que te pongas, pero se van a burlar lo mismo. Los más agudos van a saber reírse de vos delante del resto de la clase, que para poder seguir con el chiste, van a reprimir las risitas: te harán preguntas sobre algo, sólo para que vos te explayes o te enojes o te pongas a hablar y así dejar en evidencia lo que los hace mofarse de vos. Por ejemplo, alguna muletilla que digas, algún gesto, ver si te enojás y cómo, etc.

Si te querés hacer el malo te faltan el respeto lo mismo aunque se queden serios: vas a ser la víctima de los apodos más crueles que te imagines y, lo peor, esos apodos van a ser heredados por las generaciones futuras. Te van a odiar y nunca se van a olvidar de vos y vas a ser recordado con ira por el resto de sus vidas, y de eso, creeme, es muy triste jactarse. Te hace quedar como mala persona.

Como contrapartida, hay muchos profesores sarcásticos que les hacen bromas a los alumnos, los dejan mal parados delante de sus propios compañeros, les contestan con burla... Esto que te estoy describiendo no pasaba en la época de la dictadura, pasa ahora!

Que tu sueldo no alcance no es justificativo para que trates mal a otros seres humanos. Al fin de cuentas, esos ejemplares de tábula rasa son tan “tarambanas” como lo fuiste vos cuando tenías la edad de ellos.

Sí, no te hagás, vos también lo fuiste y a lo mejor, más estúpido.

10 comentarios:

Florence dijo...

Ariana, que polimenica. De todos modos no creo que sea tan así; que "los profesores no hagan nada" es una generalización tan idiota como aquella que mi abuela repetía en los 90 a razon de la carpa blanca: "Estos maestros de que se quejan, si se la pasan charlando en los recreos y tienen 3 meses de vacaciones".

La culpa de todo este asunto no le corresponde a los profesores/maestros; es estructural. Y hay mil maneras de pararse enfrente de una clase y enfrentar a 30 imbeciles que se creen que a los 16 se las saben todas pero TODAS ellas requieren de mucha paciencia y mucho coraje. SURE, hay algunos abordajes que presentan mayores o menores problemas de comportamiento en lods alumnos pero, a la larga, no es culpa del profesor que el nene no quiera estudiar, Ariana. No somos niñeras.

Ariana Aaron dijo...

Florence:

Yo no escribí que tooodos los profesores no preparan las clases. Tampoco generalicé. Fijate que sólo les "hablo" a esas tres clases de profesores que describí. Y obvio que hay chicos que no quieren estudiar, pero tampoco son todos.

Gracias por pasar!

El señor F. dijo...

Divina Ariana:
¿Sabés que no te imaginaba de maestra? No sé por qué. Ahora que lo pienso, supongo que sí tenés ese ligero tinte de sadismo necesario para la docencia.

Interesante el análisis, tal vez te faltó algún miembro de la fauna como "La vieja ortiva que no pueden rajar por el fangote de indemnización que habría que darle, asique esperan a que se jubile" o "El/la que se sabe y se nota, pero no tiene ni idea de como dar una clase", y su antítesis, "El/la que no actualiza los contenidos de su clase desde 1974". Una vez tuve un caso exagerado de este último. El hombre fue profesor de matemática de mi viejo, en mi mismo colegio, allá por los '70. Mi viejo, quien sabe por qué, guardó su carpeta, que a fin de año, de no ser por mi horrenda caligrafía, podría pasar por un calco de la mía.
Vale aclarar que este profesor es uno de los "duros", aunque, sorprendentemente, es recordado con respeto y cariño por docenas de generaciones (No es mi caso).

Y no olvidemos a esa rara avis que es el profesor que se mata y prepara contenidos nuevos e interesantes, para frustrarse día a día al ver que caen en las cabezas huecas y desinteresadas de orangutanes llamados alumnos(definición de un profesor de Historia, que entraba en estos, y terminó frustrado y "durito")

Pucho dijo...

Ariana, consulta... ¿profesora y de castello/lengua/literatura?
En mi paso por el secundario (me recibí en el 99, por lo tanto dejo en ustedes si fue hace mucho o no) a mi me interesaba aprender, tal vez, porque fuí a un industrial y si mucho no te gustaba, te ibas al carajo. Pero lo que decís de los profesores es cierto, he tenido varios de esos, que te hacían odiar la materia... Pero rescato a otros, que sinceramente, fueron espectaculares, no te enseñaban Historia, Estabilidad o Física, te enseñaban a pensar que es más importante.
Un abrazo

Tallyerand dijo...

es muy interesante tu analisis..pero como siempre digo..no hay que generalizar porque sino se termina haciendo un estereotipo...como que los de izquierda son resentidos...los de derecha egoistas capitalistas...los judios ladrones y demas....
(igual no te niego que me pasó en el secundario cosas asi ja!)

Fantasia animada de ayer y de hoy dijo...

Yo concuerdo con Ariana... desde el lugar de alumna te lo puedo decir, es jodido ser profe de secundaria porque los adolescentes son crueles, pero no solo con los profesores, con sus padres, con sus pares, (se burlan del nerd del putito, de la gorda, de la fea), y ser profe en la argentina actual el jodido tambien por el salario. Mis profes trabajaban en tres o cuatro colegios para poder tener un sueldo decente (docente y decente). Eso impacta directamente en sus ganas de enseñar, y en mi colegio una vez paso algo muy feo. Resulta que el profe de matematicas era un tipo piola tranqui, sin tiempo para relacionarse con nosotros ya que llegaba 3 menos cuarto de un colegio y a las 3 y media se iba para otro. Al correr en la calle a la siesta, obvio, transpiraba, y a un grupito de chicos se les ocurrio sacar eso como chiste en la fiesta de fin de año del colegio. El tipo, con justisima razon se ofendio. Se le llenaron los ojos de lagrimas el dia que entro al curso y nos explico que el solo tenia que remarla para alimentar a sus hijos y que era terriblemente bajo lo que habian hecho los chicos de 7mo. Nunca me voy a olvidar de ese profe, porque me cambio la vida, aprendi que se puede ser mala y perra pero que para todo hay un limite,y si ese hombre hoy por hoy humilla o insulta a sus alumos tal vez sea culpa de aquellos chicos que lo humillaron enfrente de sus pares.

Antonio dijo...

Manipular o no manipular, esa es la cuestión!.En el estanque de idiosincrasias (salón de clases) se crean, moldean y forjan temperamentos, las burlas son parte esencial de la formación, sin ellas no somos nada, la utopía de tener un régimen impoluto solo existe en los corazones de los ingenuos.

Antonio

Pd: Es como la malversación y tergiversación de nuestro idioma, cada día evoluciona y las tribus urbanas presionan para incorporar palabras en él diccionario como: "Pete".........como mediocre que soy, me amotino a los críticos de mis faltas "horrografias" y uso lo anteriormente citado como exordio para tapar mi aguerrida ignorancia...eso lo aprendí en el salón de clases, perdón quise decir estanque

Todos Gronchos dijo...

Hay cada sorete con diploma, pero los maestros son los peores.

Son parte central de la decadencia argentina y se hacen los boludos.

Willowcita dijo...

fui a un colegio de monjas que era una bosta.
dp me pase a uno laico que era un bardo, nadie respetaba a nadie.
pero era más divertido.
los profesores de enseñar no sabian nada.
estaban ahi porque eran amigos del director.
un bardo total.

cosas sencillas dijo...

hola Ariana. Te escribe (otra) Ariana. Otra docente. (soy prof. en nivel medio) y me ha gustado lo que has escrito. Es cierto. AHy de todo. Hay muchos profes que "van" a dar clases sin ganas, hay otros que hacen lo emjor que pueden... hay de todo. Pero, lo que dices, es cierto. cierto. saludos
Ariana