6 de agosto de 2007

Patada

Se ve que vengo acumulando y acumulando pero hoy más que nunca me dieron ganas de levantarme de mi escritorio, seguirte, agarrarte de los hombros y darte una buena patada en el medio del culo para que te duela bien y no te puedas sentar por un mes entero.

Decime, pedazo de maleducado, nadie en tu casa te enseñó buenos modales, no? Mamá te habrá hecho todo en casa, te habrá levantado tus calzoncillos (palometeados, de eso estoy segura), te habrá lavado las medias cada muerte de obispo, o sea, cuando te las sacabas, te habrá comprado tu champú una vez por año y te habrá tenido la comida siempre lista para que vos, con esos dedos negros y esa uña larga, engullas hasta ensuciarte la camisa.

No puede ser que te consideres por encima de los demás y no saludar a las personas con las que tenés un trato diario, que no te importe dejar basura y que se te caigan las hojas y las dejes en el piso, total nosotros estamos para eso, para levantarte las cosas y dártelas en la mano.

No puede ser que todavía no te la haya dado.

6 comentarios:

Willowcita dijo...

quien es ese ser tan despreciable?
pq no le tiras sal en el cafe...
va a ser divertido verlo escupir.
yo lo haria sin remordimientos.

andy dijo...

Seguro que es gordo no???

Renegado dijo...

Pareciera que trabajamos en el mismo lugar y para la misma persona.

Ardillor dijo...

Hay que eliminarlo! Creo que voy a ponerme un servicio de golpeadores pagos.

Yanina dijo...

Hay gente que olvida los modales en casa. Otros los perdieron.

Ariana Aaron dijo...

Willowcita,

Ay, no se me había ocurrido...

Andy,

sabés que no? Es flaco pero chancho.

Renegado,

si trabajáramos en el mismo lugar seríamos buenos amigos entonces.

Ardillor,

Calma! pero te voy a tener en cuenta si necesito de esos servicios.

Yanina,

si, y hay otros que nunca los conocieron!