17 de julio de 2007

Placer

Viste lo que pasa cuando uno quiere mandar, parecer importante y no sabe cómo se hace el trabajo o en qué consiste su puesto...?

Ahí es cuando te topás con gente como yo.

Vos hoy te levantaste con ganas de trabajar? No hay ningún problema!

La primera pregunta que me hiciste te la tendrías que haber respondido vos misma. Pero no te preocupes. Inmediatamente decidí ayudarte: Para responder tu pregunta te mostré (y te las llevé a tu escritorio) las tres carpetas grandes, gorrrrrdas, llenas de documentación para que vos misma tuvieras una idea de lo que tenés que hacer.

Luego escuché tu crítica a la falta de organización. Pues bien, te alenté, aquí, en estas carpetas, encontrarás la clave para que vos le des a la empresa el toque profesional.

Y te dejé.

Y te dije que si me necesitabas que me llamaras.

…Qué placer escucharte murmurar, abrir y cerrar carpetas, pasar páginas…

Qué placer verte trabajar.

2 comentarios:

Pulpo dijo...

Y sí... hay quienes trabajan y quienes necesitan que les den todas als comodidades para trabajar...

Qué se le va a hacer... es la vida que nos tocó

Ariana Aaron dijo...

Ok, Pulpo,

pero lejos de resignarse, uno tiene que "educar" a quien molesta o vegeta en su lugar de trabajo.