16 de julio de 2007

Venganza

En eso, tal vez, se esconde una forma de no aburrirse en el trabajo.

Una llamada a tu oficina fingiendo que me confundí... (y hacerte atender el teléfono y distraerte...)

Llamarte por el interno para pedirte que me ayudes con la impresora... (y descubrir que justo que llegaste, ya funciona...)

Decirte que hay una llamada para vos... (y cuando levantes el tubo descubras que "se cortó"...)

Asegurarte que no, que no me habías dado eso para hacer ...(cuando en realidad no tuve ganas o tiempo para hacerlo...)

Una, a veces, tiene que defenderse

4 comentarios:

Ardillor dijo...

Ariana, está dandonos ideas a todos los que trabajamos en este tipo de cosillas. Terminaremos pasandonos todos al bando de la maldad??
Salud!
Adri

Ariana Aaron dijo...

Ardillor,

no se te había ocurrido?

Pues, chica, si crees que te pueda ayudar, a ponerlo en práctica!

Pulpo dijo...

Eso ya es de mala onda... qué te había hecho?

Ariana Aaron dijo...

Pulpo,

Que qué me había hecho? Lea, lea más abajo!

La verdad, su comentario me dio qué pensar..."Soy mala onda o soy mala?"... E inmediatamente me respondí!