17 de marzo de 2008

Carlitos

Cuando nació Carlitos (no deberían permitir esta clase de nombres en el siglo XXI!) toda la familia se alborotó porque fue el primer sobrino, el primer nieto y varón!

Todos estaban encantados, los tíos se turnaban para hacerle upa y comentaban con orgullo lo inteligente y sagaz que era este bebé porque giraba su cabeza en dirección de quien le hablaba, porque se reía, porque movía un dedo, porque dormía, porque blah blah blah blah.

Carlitos crecía y reconocía a los tíos que le enseñaban a señalarse la nariz, los ojos, el pelo.

En un cumpleaños, los tíos le enseñaron a Carlitos a pasar el dedo por la torta antes de ser cortada y todos festejaban esta “osadía” (inducida) y todos se reían y Carlitos también.

Pero un día Carlitos se río de algo y nadie se río con él. Otro día él hizo de cuenta que se caía y se dio vuelta para ver a los tíos pero nadie se rió. Otro día vio que todos se reían mucho, se abrazaban y le tocaban la panza a una tía que antes se reía mucho con él.

A los meses Carlitos se dio cuenta de que había un bebé y que nadie le dejaba tocarlo y que todos se reían pero no con él.

Al poco tiempo hubo un cumpleaños y cuando trajeron la torta, Carlitos hundió el dedo en la crema. Y nadie se rió. Recibió una fuerte palmada en la mano. Y Carlitos tampoco se rió. Se fue a un rincón y se puso a llorar sus primeras lágrimas de desilusión.

(Bueh, me salió algo melancólico pero se nota contra quiénes va mi enojo, no?)

5 comentarios:

Willowcita dijo...

esta bien, que se curta el pendejito muajajjaaja muaaajaaaaa
es risa de malvada...

señor F. dijo...

Ah.. el c{irculo de la vida. Probablemente veremos próximamente algunos intentos de Carlitos de deshacerse de la competencia, hasta que finalmente Carlota (?) diga como primera palabra "Caddittos".


¿Mucho simpsons, yo? tal vez.

Esta vez el bebé idiota no tiene la culpa... es la familia idiotizante la que debería recibir las palmadas.

La Dueña dijo...

Por eso despues salen los chicos tarados de hoy en día! Parece que creen que son como los cachorros de perros. Les hacen fiesta cuando da la patita y crecen un poquito y dejan de ser lindos. Lo grave es que los cachorros les importa un pito que opinen los humanos, ellos se hacen solos. En cambio los bebes salen tarados porque llevan el carma de los adultos que los educaron.

Soy mala, no? Dios no me permita tener un hijo que me sale un enjendro!

Ariana Aaron dijo...

Willowcita,

más mala que Ariana!

Señor F,

Ay, me mató Carlota!

La Dueña,

No, no es mala usted. Tiene razón. Es observadora.

colo dijo...

Hola muy bueno eso pasa cuando los padres permiten todo a cierta edad y cuando son mas grandes los desacostumbran que quieren un chico inteligente con esa clase de educacion