15 de junio de 2007

Enojo

Bueno, te cuento:

Me felicito. Me felicito, me alegro por mí, me congratulo por mi no-reacción.

Mientras gritabas como loca, queriendo con eso demostrarme lo amenazante que podés llegar a ser, conservaba mi calma, rebotándome tus palabras, poniéndote cara de póker, y tranquila (podés creerlo? TRAN-QUI-LA) veía cómo tu ancha estructura corporal se movía como un flan.

Mi calculada y relajada acotación "bueno, pero calmate" te lanzó a la estratósfera del máximo enojo.

Dijiste que vos no sos la sirvienta de nadie, pero si tanto te molesta demostrarlo, no lo serás realmente?

5 comentarios:

Wilfredo Rosas dijo...

Señorita Ariana, está de más decirle que me encanta su propuesta de agregarme en su blog.
Nos estamos leyendo...
¡Gracias por su comentario!

Todos Gronchos dijo...

Usted es mala de verdad, o en el fondo es una ternurita?

Ariana Aaron dijo...

Créame Sr Groncho, soy bien mala.

Ariana Aaron dijo...

Gracias sr Wilfredo, usted es muy amable

Chulian dijo...

pago por ver la cara del sujeto en cuestión, cuya cara cambio de una blanca palidez a una violeta rivas en un santiamen.
bien ahi! asi se habla carajo!